México no tiene suficiente oferta del oro verde por la gran demanda de Estados Unidos, el principal consumidor del alimento producido en Michoacán y Jalisco, señala Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía.

La fuga del aguacate a Estados Unidos, donde lo adquieren en dólares, disparó el precio del alimento en el mercado mexicano y estadounidense. Nadie quería quedarse sin guacamole en las fiestas y reuniones familiares el día de la Independencia de Estados Unidos: hubo consumidores de McAllen, Texas, que pagaron hasta 124 pesos por un kilogramo del oro verde michoacano.

“El aguacate es un producto de alta demanda internacional y con un éxito en exportación, en este momento lamentablemente está afectando las condiciones del mercado nacional (donde se ha encarecido)”, asegura Ildefonso Guajardo Villarreal, titular de la Secretaría de Economía (SE).

“No podemos prever el comportamiento del precio del aguacate, pero esperamos que en un plazo no muy lejano empiece a ceder la demanda internacional”, manifestó el funcionario durante el segundo encuentro de negocios 2016 de Index y Concamin.

Según InfoHass, 8 de cada 10 aguacates comidos por los estadounidenses proceden de Michoacán, una entidad azotada por los enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y la Familia Michoacana que buscan controlar todos los negocios.

California pone 12.2% de la producción de aguacate sobre las mesas de los americanos, Perú da 3.3% de todo lo que se consume del alimento y Chile vende 1% del producto a los estadounidenses.

Durante la temporada 2015-2016 se han cosechado más de 981,690 toneladas de aguacate en Michoacán. De esa producción, 859,524 toneladas fueron exportadas a Estados Unidos, en donde el producto se paga en dólares y no en pesos como pasa en los mercados, supermercados y tiendas de autoservicio en México. La moneda mexicana se ha depreciado frente al dólar el último año.

aguacate-consumido

Mas información Forbes