FEMSA opera 335 estaciones de servicio con su marca Oxxo Gas y espera sumar 50 gasolineras cada año a su portafolio; además, la empresa mexicana ya trabaja en un modelo de distribución de combustible a través de su rama de logística.

Oxxo presentó este miércoles la marca e imagen de Oxxo Gas, con las que planea sumar cada año 50 estaciones de servicio con tienda de conveniencia en al menos 14 estados de la República Mexicana.

Luego de 78 años en los que Petróleos Mexicanos (Pemex) fue el único jugador en el mercado de venta y distribución de gasolinas, 2016 será el año en que la iniciativa privada se sume a la cadena de valor de la distribución y venta de combustible, como resultado de la reforma energética aprobada en 2014.

“El modelo de servicio va a cambiar mucho. Nosotros tenemos un modelo que ha marcado un buen liderazgo. En materia de innovación hemos sido líderes en formas de pago electrónico incluso para que las empresas carguen combustible con seguridad y con control de lo que consumen. Hemos sido innovadores en promociones. Con la reforma energética se pueden hacer promociones en materia de venta de combustible”, dijo Rolando Vázquez Carrillo, director de Oxxo Gas, en entrevista con Forbes México.

Desde 2014, FEMSA dejó clara su intención de generar una red de estaciones de venta de gasolina. En ese año la empresa adquirió 227 estaciones a franquiciatarios de Pemex y para el segundo semestre de 2016 la cifra alcanzó 335 estaciones, entre adquisiciones y nuevas estaciones propias. Ahora esta red llevará su marca y sus colores.

En 2015, la empresa cerró el año con 307 gasolineras que representaban ingresos por venta de combustible por más de 18,000 millones de pesos; eso, sin contar las ventas de las tiendas de conveniencia en las estaciones.

Rolando Vázquez explica que la contabilidad de ingresos se maneja por separado, por lo que las finanzas de las tiendas son independientes de las relativas a las ventas de combustible.

“Son dos operaciones separadas”, indica.

Estaciones de servicio son sólo el principio

La apertura en la cadena de importación y distribución de gasolina abre otras líneas de negocios para las empresas mexicanas. El director de Oxxo Gas explica que FEMSA ya trabaja en un proyecto de distribución y abastecimiento de gasolina que operaría con camiones tanque a través de la rama de logística.

“Como estaciones de servicio lo único que hacíamos era recibir el producto; ahora nos vamos a enterar de lo que hay atrás y participar en eso. Estamos analizando la conveniencia de integrarnos hacia atrás en el proceso en la parte de distribución con camiones. Nos estamos preparando a través de nuestra filial de FEMSA Logística para participar en esa parte inmediata, en el transporte de la terminal a las estaciones. Vamos a empezar a manejar algunas cosas con nuestros propios camiones”, explica.

Vázquez Carrillo no descarta que el servicio de logística de transporte de combustible pueda convertirse en un negocio que sirva a otras marcas de estaciones gasolineras.

“Estamos en el proyecto y ya está muy avanzado. Se están terminando de adecuar las regulaciones bien con Pemex y la Comisión Reguladora de Energía (CRE); es algo que ya viene. Nosotros, por la parte de FEMSA Logística, ya estamos preparándonos mientras se definen los detalles de permisos y reglas finales. Desde que empezó el proyecto de apertura se están preparando; es un servicio que de arranque se ve para nosotros como complemento a nuestras estaciones, pero que eventualmente podría incluso dar servicio a otras marcas.”

Pemex seguirá siendo el principal proveedor

Cuestionado sobre si Oxxo entrará al negocio de importación directa de combustible, Rolando Vázquez explica que, por el momento, la alternativa más viable en términos financieros es seguir comprando el combustible a Petróleos Mexicanos.

“La libre importación es un proceso que llevará años porque requiere mucha infraestructura, ductos, terminales; no va a ser algo inmediato. El único jugador que tiene esa capacidad ahora es Pemex. Conforme siga avanzando el proceso de apertura evaluaremos si conviene tener otro proveedor, quizás en la zona fronteriza, donde convendría tal vez traer el combustible de Houston. Tenemos que irlo viendo sobre la marcha.”

Algunos de los estados donde ya pueden observarse estaciones de Oxxo Gas son Nuevo León, Coahuila, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Sinaloa, Querétaro, Jalisco y Chihuahua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Redacción Forbes