En su segundo día de acciones en la Ciudad de México, en el que se anunciaron cuatro marchas, Francisco Bravo, de la sección 9 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) aseguró que si el diálogo se hubiera dado antes, los maestros disidentes no tendrían la necesidad de realizar este tipo de acciones.

“El gobierno no hace caso si no hay manifestaciones públicas”, consideró Bravo.

En entrevista con Luis Cárdenas, en Noticias MVS, señaló, sobre un posible diálogo con el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, que considera que su actitud “no ha ayudado” a resolver el conflicto magisterial y adelantó que se someterá a votación el posible encuentro.

Bravo comentó que los docentes de la Ciudad de México estuvieron a la espera de que la situación entre la CNTE y el Gobierno se resolviera, pero que decidieron actuar ante “las amenazas” y la “mala condición de las escuelas”.

Al ser cuestionado por la asistencia a las marchas de organizaciones ajenas a temas educativos y por la relación entre la Coordinadora y el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el integrante del magisterio recalcó que la “gran mayoría” de los asistentes a las movilizaciones de ayer eran maestros.

Sin embargo, dijo que existen “políticas de alianza con varios sectores y organizaciones sociales de la Ciudad de México” porque “la educación es un tema de todos”.

En cuanto a Morena, Bravo aseguró que no existe ningún tipo de acuerdo con el partido para organizar y realizar las protestas: “nosotros hemos agradecido a Morena como le hemos agradecido a todas las organizaciones pero siempre con la independencia respectiva, con decisiones propias y con características propias”.

Tras la reunión de ayer que integrantes de la CNTE sostuvieron con la Secretaría de Gobernación, Bravo informó que se van a iniciar reuniones en varias partes del país para analizar el documento que les entregó la dependencia dirigida por Miguel Ángel Osorio Chong.

Asimismo, el entrevistado comentó que el planteamiendo de la Segob “responde al número dos de la agenda que hemos presentado en discusión: la construcción del modelo educativo”.

El profesor subrayó que el magisterio jamás perdió la comunicación con la Secretaría de Gobernación: “hemos estado siempre intercambiando puntos de vista”.

“Existe una Comisión Nacional de Mediación que ha servido mucho para planteamientos, acercamientos y búsqueda de reuniones”, agregó el maestro.

Finalmente dijo que en el tema educativo, los maestros “deben entrar en el debate y comprometernos porque es nuestra materia de trabajo, pero si nos ignoran, si nos quitan la voz, las cosas no funcionan”.

Fuente: El Universal