Denis Suárez fue presentado este miércoles como nuevo jugador del FC Barcelona hasta junio de 2020 en el Camp Nou.

El futbolista se ha mostrado ilusionado con esta nueva etapa. El joven de 22 años ha admitido que siempre quiso volver a ser azulgrana:

“Cuando me fui dije que quería regresar. He peleado por ello y me merezco esta oportunidad”. “Es un reto que desde pequeño he querido cumplir”, ha admitido.

También ha señalado sus objetivos:

“Quiero aportar el máximo, jugar todo lo que pueda e intentar ganar títulos”.

Al mismo tiempo es consciente de la dificultad que supone gozar de muchos minutos:

“Está claro que es complicado porque en el Barça juegan los mejores del mundo pero pelearé para tener continuidad”.

rodolfo_arruabarrena_2006_04_04.jpg

Respecto a su posición en el campo ha afirmado que su ubicación ideal es la de interior, aunque una de sus virtudes es la polivalencia. El jugador ha elogiado a Iniesta, que ocupa su misma demarcación:

“Es un espejo para mí, no solo por su juego sino por su comportamiento dentro y fuera del campo. Es mi ídolo y voy a aprender de él en cada entrenamiento”.

El futbolista, por el que el club ya pagó un millón de euros en 2014 para traerlo al filial, donde jugó una campaña, le ha costado ahora al Barça 3,25 millones. Además, cada diez partidos en los que dispute más de 30 minutos, el club deberá abonar 800.000 euros al Manchester City hasta un máximo de 8 millones.

REPORTE DE CANCHA