El secretario de Salud del Estado de México, César Gómez Monge, reportó que en la entidad se registraron dos casos de chikungunya en municipios del sur.

Explicó que fueron importados, es decir, que los pacientes visitaron otra entidad y allí fueron picados por los mosquitos, contrajeron la enfermedad y al regresar al Estado de México, tuvieron que ser atendidos, pero ya están fuera de peligro y dados de alta.

Gómez Monge añadió que por ello comenzaron la repartición de repelente a cientos de familias, sobre todo en el sur del Estado de México, donde por el clima, hay más probabilidades de que el animal que ocasiona la enfermedad se desarrolle.

Al momento en la entidad se han registrado casos de dengue clásico, pero no del hemorrágico, ni tampoco de mica, enfermedad que se desarrollan a partir de la picadura de mosquitos.