Según los organizadores, unas 40.000 personas se han sumado a la marcha, organizada nueve días después del histórico referéndum en el que más de 46 millones de británicos estaban llamados a las urnas para votar por la permanencia o salida de la UE.

Mark Thomas dijo hoy que el éxito de esta manifestación pone de manifiesto el “enfado, la frustración y la necesidad de hacer algo” tras el “brexit”, con graves consecuencias económicas para el Reino Unido.
“Deberíamos aceptar el resultado del referendo si hubiera sido debatido de manera justa. Pero estuvo repleto de falta de información y la gente necesita hacer algo ante esta frustración”, agregó el artista.
Un padre de 59 años, Bill Baker, y su hija Jess, de 22, residentes en el barrio londinense de Islington, montaron un cartel que reza: “UE, siempre te vamos a querer”.
“No queríamos salir (de la UE) pero si uno respeta la decisión del referéndum, que deberíamos, aún queremos que el Reino Unido esté orientado hacia Europa”, declaró Bill Baker a los medios.
Otra asistente a la marcha, Phillipa Griffin, de 40 años y que portaba una bandera francesa, admitió sentirse “conmocionada” por el resultado de la consulta y por las “mentiras” que rodearon a la campaña del referéndum, que considera han llevado a la división del Reino Unido.
“Uno siente que nuestro país ya ha cambiado”, agregó.
En una jornada soleada en Londres, la manifestación discurre de forma pacífica y se celebra en medio de fuertes medidas de seguridad.

Advertisements