La mujer en México tiene cada vez más un mayor peso en la economía familiar. Durante el año pasado el número de hogares donde la mujer es la jefa de familia ascendió a 8 millones 802 mil, cifra 3.3% superior a lo reportado en 2014, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) 2015, revelados por el Inegi.

El porcentaje de hogares encabezados por una mujer fue mayor en localidades urbanas que en rurales. A nivel nacional, 27.6% del total de hogares tuvo como jefe del hogar a una mujer; este porcentaje representó 20.3% del total de hogares residentes en localidades rurales y 29.7% de los hogares en localidades urbanas.

Entre las entidades donde la proporción de hogares encabezados por una mujer es superior a la media nacional figuran la Ciudad de México, con una tasa de 37.6%; Sonora, 31%; Tlaxcala, 30.4%; Baja California, 30.3%; Morelos, 29.6%; San Luis Potosí, 29.5%; Guerrero, 28.9%, Veracruz, 28.8%; Yucatán, 28.3%; Tamaulipas, 28.1% y Michoacán, 27.8%.

La ENH estima que existen 31.8 millones de hogares en el país, los cuales en promedio están constituido por 3.8 integrantes a nivel nacional. La edad promedio del jefe del hogar fue de 48.8 años a nivel nacional, de 49.2 años en localidades rurales y 48.7 años en localidades urbanas.

Además, 90% de hogares fueron familiares, es decir, constituidos por personas en las que al menos una tuvo algún parentesco con el jefe del hogar; mientras que 10% son hogares no familiares, o que ningún integrante del hogar tenía parentesco con el jefe.

En los hogares cuyo jefe fue mujer, 84 de cada 100 hogares fueron familiares, mientras que en el caso de hogares con jefe hombre esta proporción fue muy superior con 93 de cada 100 hogares. Por lo tanto, los hogares no familiares fueron 16 de cada 100 cuando el jefe fue mujer y 7 de cada 100 cuando fue hombre.

Los hogares familiares se pueden distinguir de acuerdo a su composición en: 1) Hogares nucleares, los que están conformados por el jefe de familia y cónyuge; jefe de familia e hijos; o bien, jefe de familia, cónyuge e hijos; 2) Hogares ampliados, los que están conformados por un hogar nuclear y al menos otro pariente, o por un jefe de familia y al menos otro pariente; y 3) Hogares compuestos, los que están conformados por un hogar nuclear o ampliado y al menos un integrante sin parentesco.

Redacción El Universal

Advertisements