El video de Unicef fue lanzado para crear conciencia sobre la realidad de millones de niños en todo el mundo que son ignorados o que son expulsados de lugares porque simplemente son pobres.

Esta semana Unicef difundió un video en el que muestra un experimento social hecho en Georgia y que revela cómo son tratados millones de niños que viven en condiciones de pobreza y que son terriblemente menospreciados por adultos en plena vía pública.

Al principio se ve a una pequeña de 6 años bien vestida parada sola en una plaza pública por donde transita mucha gente. En cuestión de minutos se ve a varias personas y parejas detenerse y hablar con la pequeña.

Los adultos le preguntan a la niña si está acompañada, si se siente bien, si está perdida. Uno de los transeúntes hace una llamada para pedir ayuda.

Luego, como parte del experimento, la pequeña llamada Anano es maquillada y vestida como una nena de la calle.

Otra vez es puesta en el mismo sitio. La respuesta es terrible. Prácticamente nadie se detiene a mirarla ni menos a hablar. Es prácticamente invisible a los ojos de los que pasan por allí.

Luego, la niña es trasladada por los creadores del video a un restaurante, donde estando bien vestida es recibida con cariño y apoyo de la gente. Una señora hasta le da un beso.

Nuevamente, los productores le cambian el look y la mandan al restaurante como una nena pobre. Inmediatamente la gente empieza a esconder sus bolsas y a reaccionar con incomodidad.

En un momento un señor llama a un empleado y le pide que por favor saque a la nena del restaurante, algo que provoca lágrimas y angustia en Anano, lo que obliga a quienes filman a detener el ‘video experimento’ para atender a la nena visiblemente disturbada por la reacción de la gente.

En el video se ve luego a la pequeña diciendo que se siente muy triste por lo que ha vivido.

Advertisements

¿Qué te parece?