Toluca, México, 28 de junio de 2016.- La Confederación Nacional Campesina (CNC) en el Estado de México y la Secretaría de Educación, formalizaron la donación de un predio de 53 mil metros cuadrados que realizó esa organización, para la edificación del Centro de Investigación e Innovación en Alimentos y Productos Cárnicos, en el municipio de Capulhuac.

Las escrituras que otorgan el terreno y un edificio tipo bodega, con valor superior al millón de pesos, fueron firmadas por el dirigente estatal de la CNC, Ezequiel Contreras Contreras, y por el rector de la Universidad Tecnológica del Valle de Toluca, Fausto Riveros Acosta, en presencia del notario público número 50, Óscar Raúl Naime Libién.

El subsecretario general de Gobierno, Héctor Jiménez Baca; el secretario de Educación, Simón Iván Villar Martínez y el alcalde de Capulhuac, José Eduardo Neri Rodríguez, atestiguaron la rúbrica del documento, con lo cual iniciará la construcción del plantel.

Los asistentes coincidieron en que mediante una mejor preparación de las y los jóvenes de esa región, se podrán mejorar los procesos de producción y comercialización de los productos cárnicos, así como aprovechar los residuos de los más de 600 mil animales que son sacrificados anualmente en la localidad, para comercializar barbacoa en la entidad como en la Ciudad de México y diversos estados del centro del país. Además, se podrá fomentar la exportación, en especial a Estados Unidos.

El subsecretario Jiménez Baca reconoció a la organización campesina por su preocupación de apoyar al sistema educativo y participar también en otros ámbitos del desarrollo, especialmente en el agro mexiquense.

En este sentido, el dirigente de la CNC estatal destacó que el gobierno mexiquense está combatiendo eficazmente, a través de la educación, problemas tan severos como la pobreza o el hambre y señaló que la institución académica es una necesidad para generar desarrollo en Capulhuac.

El Centro de Investigación e Innovación en Alimentos y Productos Cárnicos es un proyecto integral, pues a un lado del predio en el que se ubicará, se encuentra un rastro TIF (Tipo Inspección Federal), en el que los estudiantes podrán practicar, mientras que los productores lograrán ahorros considerables y se establecerán sistemas de aprovechamiento de residuos con medidas de protección al medio ambiente.

FOTO 1