Estados Unidos no deja de intentar encontrar nuevas formas de controlar quién entra en su país. Cada vez imponen más requisitos para hacerlo, que si el pasaporte especial, que si el ESTA, el visado, entrevista con aduanas, toma de huellas, fotos… y lo último: los perfiles de redes sociales.

Así se puede leer en una petición formal en el Registro Federal del organismo encargado de la seguridad fronteriza del país, el US Customs and Border Protection, aunque eso sí, simplemente se trataría de un campo extra opcional en los formularios de petición de entrada en Estados Unidos.
“Por favor, introduzca la información asociada a su presencia online” sería un ejemplo de cómo podría aparecer este campo en los formularios, seguida de otros espacios reservados para redes concretas y nombres de usuario.

US Customs and Border Protection especifica en la petición que esa información será utilizada en caso de necesitar investigar a viajeros.

“Recopilar la información relativa a redes sociales mejorará el proceso de investigación existente y le dará al Departamento de Seguridad Nacional más claridad y visibilidad sobre posibles actividades delictivas y otras conexiones”, se lee en la propuesta.
A partir de su presentación en el Registro Federal, en 60 días, después de recibir comentarios de los ciudadanos estadounidenses, la propuesta se consideraría por el gobierno de Estados Unidos.

Esta proposición quizá se deba a la investigación del atentado de San Bernardino, pues se supo que uno de los terroristas había intercambiado mensajes en Facebook que hablaban del ataque antes incluso de obtener el visado.

Redacción El Mundo

Advertisements