El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, reiteró que la reforma educativa trae beneficios a los profesores de México, pues aquellos que salgan bien en las evaluaciones tendrán alzas en su salario base mientras aquellos que tengan bajas calificaciones mantendrán sus empleos.

“Los maestros que sacan una calificación destacada en la evaluación tienen un incremento de 35% sobre el sueldo base. Y aquí es muy importante decirlo, los maestros que son convocados y se presentan a la evaluación no pierden su trabajo… Y a quien no les va bien, lo que reciben es capacitación para que repitan la evaluación, pero no pierden su trabajo”, aseguró el funcionario de visita en la escuela primaria José María Morelos y Pavón de Tecámac, Estado de México.

Esta postura es la que viene sosteniendo Nuño Mayer desde que comenzó el paro laboral de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) el 15 de mayo pasado, esto porque considera que no sólo se atenta con los derechos laborales de los profesores, sino que es un intento de privatizar las escuelas.

Sobre este último punto, el encargado de la SEP aseguró que es falso que la educación se vaya a privatizar, que quienes dicen que de ahora en adelante los padres tendrán que pagar por los libros de texto, las cuentas de luz y demás servicios mienten.

Al contrario, añadió Nuño, pues con la reforma educativa se garantiza una mejor infraestructura escolar y en breve, una reforma a los planes de estudio para ponerlos al día.

“La reforma educativa significa la posibilidad de que México sea un país de éxito y un país desarrollado en el siglo XXI”, dijo.

Redacció 24 horas