TOLUCA,Méx., 26 de junio.-En el año 2012, Emir Garduño Montalvo supuestamente usó un nombre falso y documentación apócrifa para cometer una presunta estafa en contra de una empresa con razón social Distribuidora Sarria S.A. de C.V., dedicada a la venta de cigarros y tequila en el Valle de Toluca, con la que hizo negocios para comprar mercancía por un monto de 1.252,520 pesos y luego desaparecer.

De acuerdo con documentación (credencial de elector y copia del cheque que Emir entregó a los empresarios) a la que este diario tuvo acceso y guarda copia, la identidad que usaba para realizar las negociaciones estaba a nombre de César Rodrigo Alea Marker, nombre con el que Garduño Montalvo se presentaba con sus clientes.
Según los relatos de los empresarios, desde años atrás Alea Marker había hecho compra de cargas completas de dicho producto usando siempre pagos en efectivo, pero en julio de 2012, en la última adquisición que hizo, costeó con un cheque de número 0000486 de la institución bancaria HSBC expedido a favor de la distribuidora Sarria S.A. de C.V., el cual al intentar cobrarlo se encontraron con la sorpresa de que los números del cheque no correspondían, según se detalla en la carpeta de investigación 073690540082412 que se inició por el delito de fraude el 10 de agosto de ese año.
Tras percatarse de lo ocurrido, Erik Arturo Hernández Tello, titular de la distribuidora, llamó por teléfono a Alea Marker pero nunca le contestó, por lo que el día 26 de julio acudió al domicilio que había dado como referencia y en el que supuestamente despachaba como empresario, ubicado sobre Avenida Solidaridad Las Torres 1204 en la Colonia Santa María de las Rosas, municipio de Toluca.
En dicho domicilio el empresario se encontró que el lugar estaba cerrado y contenía sellos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México colocados por la Unidad de Bienes Asegurados y Arraigo, derivado de la carpeta de investigación número 163190540001812, según describe el documento facilitado.
Fue a partir de ese momento que los empresarios de la distribuidora Sarria se percataron que se trataba de un sujeto supuestamente estafador, por lo que iniciaron la denuncia en su contra.
Durante el tiempo que hicieron negocios, aseguran los empresarios, nunca se dieron cuenta que Emir Garduño usaba el supuesto nombre ficticio; fue hasta este año en que se ventiló el caso del #LordRollsRoyce, cuando se percataron que se trataba del mismo hombre con el que por años habían hecho venta de mercancía.
En aquel entonces, relataron, Montalvo se acreditaba como dueño de dos empresas de nombre Saro Infraestructuras S.A. de C.V. y Farsay S.A. de C.V., las mismas con las que se le adjudican fraudes millonarios en el estado de Michoacán y el Edomex en proyectos carreteros, según información hecha pública por diversos diarios de Michoacán.
Mediante un video grabado el día 13 de julio de 2012 por medio de las cámaras de seguridad de una de las bodegas propiedad de Sarria, ubicadas en el complejo industrial del Cerrillo, se muestra el momento en que supuestamente Garduño Montalvo junto con otros sujetos cargaba a un camión la mercancía (bebidas enlatadas y tequila) que se le había vendido antes de desaparecer.

Filiberto Ramos “El Sol de Toluca”

Foto Notiguia

Advertisements

¿Qué te parece?