Con mucho susto. Francia logró una ajustada victoria por 2-1 ante una complicada selección de Irlanda y así selló su clasificación a los cuartos de final de la Eurocopa 2016.

El encuentro no empezó nada bien para los ‘galos’ pues apenas al minuto Paul Pogba cometió una inocente falta dentro del área y llegó Brady para anotar el primer tanto del encuentro.

Pese a que parecía imposible romper el cerrojo defensivo irlandés, fue Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, quien empató las acciones en el segundo tiempo tras un potente remate de cabeza.

A los pocos minutos, el propio Griezmann marcó el segundo y así remontó el partido. Irlanda, pese a que lo intentó, no pudo recuperarse y se despide del certamen.

Advertisements