En los últimos seis años, la Procuraduría General de la República (PGR) ha conseguido 722 órdenes de aprehensión por delitos cometidos por servidores públicos de la misma institución, los cuales han sido denunciados ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y contra la Administración de Justicia y la Fiscalía Especial para el Combate a la Corrupción en la institución.

La mayoría de éstas son por uso de documento falso, con un total de 227; por este mismo delito se giraron también el mayor número de autos de formal prisión o sujeción a proceso con 187 casos, igualmente por este mismo delito se consiguieron en ese mismo periodo 153 sentencias condenatorias.

De acuerdo con información obtenida a través de una solicitud de Acceso a la Información Pública, la dependencia federal ha conseguido en seis años 722 órdenes de aprehensión; 489 autos de formal prisión o sujeción a proceso y 290 sentencias condenatorias por delitos cometidos por servidores públicos.

En ese mismo periodo se consiguieron órdenes de aprehensión por delitos contra la administración de justicia con 90; 72 por extorsión; 63 por cohecho; 46 por fraude; 33 por documentos en general; 30 por abuso de autoridad; 27 por privación ilegal de la libertad, en su modalidad de secuestro exprés; y 25 por ejercicio indebido del servicio público entre más de 30 delitos tipificados por servidores públicos de la PGR.

Cabe destacar que el año en el que más órdenes de aprehensión se obtuvieron contra excolaboradores de la PGR fue 2015, cuando se giraron 166; en 2011 fueron 149; en 2013 fueron 126 y al año siguiente 111; mientras que hasta marzo de 2016 había ocho.

En lo referente a los autos de formal prisión también fue 2015 cuando se obtuvieron más, con un total de 133, seguido de 2011 con 89; mientras que en 2012 y 2014 se registraron 75 en cada uno.

En enero pasado, César Alejandro Chávez Flores, visitador general de la PGR, presentó su informe de actividades del periodo abril-diciembre de 2015.

El informe destacó la consignación de 244 personas, 96% más respecto del promedio mensual de consignaciones; además, se libraron 125 órdenes de aprehensión por los delitos de extorsión, cohecho, enriquecimiento ilícito, privación ilegal de la libertad, robo, hostigamiento sexual, uso de documento falso y contra la administración de justicia, principalmente.

Igualmente se destacó que en el periodo señalado se concluyeron mil 664 expedientes de investigación, con lo que se obtuvo 110 autos de formal prisión y sujeción a proceso que representaron un incremento de 146% respecto del promedio de autos dictados en los meses previos.

De las acciones de remoción, se despidieron a 185 servidores públicos de la PGR por haber cometido irregularidades administrativas graves, de los cuales 149 son agentes del Ministerio Público federal y 36 son agentes de la Policía Federal Ministerial.

El promedio de personas removidas de abril a septiembre de 2015 representó un incremento de 368% respecto de los cuatro años previos.

Entre las conductas que dieron lugar a las sanciones destacan el introducirse a un domicilio sin orden de cateo o causar destrucción en el mismo, el uso excesivo de la fuerza, causar lesiones a detenidos o detener con prepotencia a ciudadanos sin causa justificada, solicitar dinero a parientes de detenidos a cambio de beneficios respecto de su estado jurídico, integrar indebidamente una averiguación previa o no preservar la secrecía de los asuntos, entre otras irregularidades.

El informe también establece que se emitieron 460 vistas para que la autoridad responsable sancione, por la vía administrativa, a 365 personas, y por la penal a otras 95, como responsables de haber cometido diversas irregularidades.

También destacó que en ese periodo se incrementó 43% la eficacia de consignaciones, librándose órdenes de aprehensión principalmente contra agentes del Ministerio Público de la Federación, de la Policía Federal Ministerial y comandantes de la Procuraduría.

Advertisements