Los vinos rojos son para las carnes rojas mientras que los vinos blancos para las carnes blancas. ¿Y el vino azul? Pues ahora ya existe.
Gik es una startup española que quiere redefinir la experiencia enóloga con un vino que se compone tanto de uvas rojas y blancas provenientes de varios viñedos de España, mientras que su color azul se debe a la combinación de un pigmento presente en la piel de la uva.

Sus creadores indican que ese color representa “el movimiento, la innovación y el infinito” y que pronto saldrá a la venta en distintos países de Europa.

 gik.blue/en

Advertisements