Estos selfis quieren demostrar lo fácil que es “engañar” en redes sociales

Tiffany Brien es una bloguera especializada en fitness. Consciente de la obsesión de muchos usuarios por mostrar una imagen perfecta de sus cuerpos en redes sociales, decidió la semana pasada comparar dos imágenes del suyo. Ambas se tomaron con apenas doce horas de diferencia. Hizo el selfi de la izquierda antes de irse a dormir y el de la derecha, con el estómago mucho más plano, al despertar. “Ha sido una combinación de falta de sueño, estrés, hormonas e intolerancia a algún alimento. No pasa nada, nos ocurre a todos”, dice en un post de Facebook que se ha convertido en viral.

“No somos todo lo que aparentamos en redes sociales. Pensé que podía compartir con vosotros un mal día para demostrar que nadie es perfecto”, dice en su mensaje, que ha logrado más de 16.000 reacciones y han compartido cerca de 5.000 usuarios.

En el texto, comenta que repasó todo lo que había comido ese día y que era relativamente sano. “A veces, tu cuerpo empieza a tolerar algún alimento que comes a diario y es algo que hay que solucionar”, dice la bloguera. El estrés de un trabajo que adora y que no cambiaría por nada también afecta. “Yoga, pasear con mi perro o ver la tele con los pies en alto” lo compensan, asegura, antes de mencionar la falta de sueño y las hormonas como otros causantes de sus problemas.

Es común encontrar en redes sociales a usuarios que demuestran a través de imágenes contrapuestas lo sencillo que es “engañar” en redes sociales o, por el contrario, ser víctima de un ángulo poco favorecedor.

La australiana Constance Hall también recurrió a Facebook para comparar dos imágenes tomadas casi al mismo tiempo. El ángulo a la hora de hacer fotos cambia de forma radical la iluminación y la forma de su rostro.

Además de lograr casi 60.000 reacciones, muchas usuarias decidieron compartir en el hilo de comentarios sus propios selfis, demostrando que un buen o un mal ángulo puede cambiar nuestra imagen corporal de forma determinante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre los ejemplos que se compartieron se destaca a menudo la gran diferencia entre hacer la foto desde un ángulo cenital (desde arriba) a hacerlo con un plano nadir (desde abajo).