Los mercados financieros y los corredores apostaron su dinero a que Gran Bretaña votará por permanecer en la Unión Europea en el referéndum del jueves, que amenaza con socavar el proceso de unidad continental iniciado luego de la Segunda Guerra Mundial.
El primer ministro británico David Cameron y su esposa, Samantha, sonríen a la salida de un centro de votación en Londres, durante el histórico referendum sobre la permanencia del país en la UE, el 23 de junio de 2016.

Más de 46 millones de personas están registradas para responder en el plebiscito a la pregunta “¿Debe el Reino Unido seguir siendo miembro de la Unión Europea o debe salir de la Unión Europea?”. En una campaña enfervorizada, el país evaluó su posición en el mundo actual y se cuestionó el rumbo que debería tomar en el futuro.
“Este es, diría, el día más importante en los últimos 20 años, al menos para Gran Bretaña y las consecuencias económicas de un voto por salir son enormes”, dijo Hasan Naqvi, un banquero de inversión, en el exterior de un centro de votación en Londres.
Los partidarios de la salida sostienen que ésta es la única manera de devolver el poder al Parlamento y controlar la emigración. Los partidarios de permanecer en la Unión Europea, encabezados por el primer ministro David Cameron, sostienen que el país es más seguro y rico junto a las otras 27 naciones del grupo.
Los mercados financieros se han mostrado volátiles antes de la votación, con encuestas que apuntan a una votación reñida, pero la libra aumentó el jueves en medio de previsiones del mercado de que se impondrá la permanencia.
La libra, que según los expertos sufrirá una fuerte devaluación en caso de salida, alcanzó su máxima cotización este año, de 1,49 dólares. El índice bursátil de referencia subió 1,2% después de una semana de ganancias. Otras bolsas europeas subieron casi 2%.
Los corredores de apuestas también vieron un impulso a favor de la permanencia. El mercado de apuestas Betfair dijo que la probabilidad de permanencia es de 86%, mientras que la del “Brexit” (salida), es de 14%. William Hill redujo la probabilidad de salida de 25% a poco menos de 17%.
Brexit es un juego de palabras que se refiere a la perspectiva de que Gran Bretaña se retire de la Unión Europea, de 28 naciones. Brexit incluye “Br” por Britain (Bretaña en inglés) y “exit” (salida).
Una encuesta de la firma Ipsos MORI para el vespertino Evening Standard contribuyó al optimismo de los mercados al insinuar que la permanencia ganaría por margen estrecho.
“Es perfectamente posible que Inglaterra vote por la salida, pero Londres como capital además de Escocia e Irlanda del Norte votarán por la permanencia y en definitiva se impondrán al conjunto de Inglaterra”, dijo Ben Page, gerente general de la firma de investigaciones de mercado.
La participación se considera crucial, ya que las encuestas sugieren que hay una gran cantidad de votantes indecisos. Una gran participación favorecería la permanencia, ya que los vacilantes suelen inclinarse finalmente por el statu quo. Los partidarios de la salida tienden a ser más activos.

Redacción AP – The Associated Press. 

Advertisements

¿Qué te parece?