México.— La Procuraduría capitalina cumplimentó una orden de cateo en un predio de la calle Benjamín Hill, colonia Hipódromo Condesa, delegación Cuauhtémoc, en el que se encontró un túnel con tres bóvedas de cinco metros cuadrados por un metro de altura, el cual se encontraba conectado a un inmueble aledaño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La dependencia informó que los hechos ocurrieron al dar seguimiento a una orden girada por el juez 21 penal. En la acción ninguna persona fue detenida.

En el predio, presuntamente invadido, se encontraron en una de las habitaciones 313 petardos y cohetones, mientras que en el patio y otros dos cuartos 19 motocicletas de marcas distintas, de las cuales se investiga la propiedad y su posible relación con alguna averiguación previa o carpeta de investigación por algún hecho delictivo.

La orden de cateo fue emitida a solicitud del Ministerio Público, dentro de la averiguación previa iniciada en julio de 2013 por el delito de despojo con violencia por integrantes de una organización social.

Al respecto, Oscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, aseveró que el cateo es una medida cautelar, pero que las investigaciones contra los imputados continuarán para deslindar responsabilidades.

“Realizaremos entrevistas y tomaremos declaraciones ministeriales para saber a qué se destinarían esas bóvedas o si fueron ocupadas con algo ilícito”, comentó el funcionario de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México.

Al momento de iniciarse la diligencia, los cuatro de siete departamentos para los que se otorgó el cateo se encontraban deshabitados; en tanto las otras familias que viven en el inmueble serán desalojadas por su seguridad, ya que el túnel ilegal construido en la propiedad representa riesgo de debilitamiento, según reporte del personal de la Dirección General de Protección Civil de la Ciudad de México.

La PGJ capitalina indicó que durante la diligencia judicial, en la que en todo momento de garantizó la seguridad de los habitantes del lugar y de los transeúntes, participaron personal de la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas y elementos de la Policía de Investigación.

Además, cuatro agentes del Ministerio Público, dos peritos en fotografía, 50 elementos del Grupo Especial de Reacción Inmediata, quienes estuvieron apoyados por personal de la Secretaría de Seguridad Pública local.

El inmueble quedará asegurado y a disposición del Ministerio Público para continuar con las indagatorias conforme a derecho, garantizando la legalidad de quienes hayan sido objeto de despojo por invasión, puntualizó la PGJ local. (Notimex)

Siete24.mx

Advertisements

¿Qué te parece?