Chihuahua, Chih. Presuntos grupos de choque se infiltraron en una manifestación pacífica convocada por el diputado panista Rogelio Lozaya frente a palacio de gobierno, y causaron destrozos en el inmueble al romper la puerta trasera del recinto y alguos ventanales.

Decenas de policías antimotines rodearon el inmueble, mientras los ciudadanos y organizaciones sociales convocados se replegaban; los activistas protestaban por la impugnación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del triunfo de Javier Corral; la pretensión del gobierno saliente de César Duarte, de autorizar por medio del Congreso local dos nuevos créditos por seis mil millones de pesos con la banca privada, la expedición de bonos bursátiles, y el desabasto de gasolina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Gobierno de Chihuahua aseguró que por los actos violentos de este miércoles ocurridos frente al Palacio de Gobierno nueve policías resultaron heridos.

También, añadió, hubo 20 detenidos, daños a una patrulla y el robo de tres armas, entre las que se cuentan dos fusiles de asalto, así como daños aún no cuantificados al edificio histórico sede del Poder Legislativo.

“A lo largo de cinco años y medio, este Gobierno se ha caracterizado por el absoluto respeto a la libertad de expresión y a la libre manifestación de las ideas, por lo que condenamos de manera enérgica la manipulación de doscientos ciudadanos”, afirmó.

El Gobierno de César Duarte responsabilizó de los hechos a siete personas a las que calificó como “líderes”: Jaime García Chávez, Víctor Quintana, diputado Rogelio Loya, diputada Ana Gómez Licón, Oscar Castejón, Gabino Gómez y Benjamín Nogueira

Informó que las fuerzas del orden actuaron de acuerdo a la ley para salvaguardar la integridad física de los empleados que laboran en las oficinas de Palacio.

 

Reforma/ La jornada

Advertisements

¿Qué te parece?