*Registrarán a más de 5 mil niños de primaria de escuelas públicas y privadas

El Sistema Municipal DIF de Metepec, se unió a la Campaña Nacional de Peso y Talla, cuyo objetivo es identificar la condición nutricional en la que se encuentran los niños de 6 a 12 años de edad. 

            El registro de medición, se aplicará a una matrícula de 5 mil 351 niños de 22 escuelas federalizadas públicas y privadas del municipio, que estén cursando la primaria.

             La presidenta del organismo asistencial, Gabriela Bringas Abarca, señaló que estas acciones son de vital importancia ya que permitirá a la institución tener un diagnóstico claro y preciso sobre el estado nutricional de las niñas y niños de Metepec.

            Informó que los datos que se obtengan, serán ingresados a una plataforma proporcionada por el Sistema para el Desarrollo Integral de las Familias del Estado de México (DIFEM), los cuales, serán analizados por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.

            Bringas Abarca, explicó que los resultados del censo se obtendrán por zona seccional, y que ello les permitirá trabajar en coordinación con el DIFEM para implementar acciones contra el sobrepeso, la obesidad y la desnutrición, en coordinación con los planteles educativos.

            Y es que para el gobierno de David López Cárdenas, garantizar el derecho a la protección de la salud es una labor fundamental de todos los ámbitos de gobierno, ya que tener un acceso a los servicios básicos de salud y seguridad social es elemental para mejorar la calidad de vida de las personas.
            La campaña nacional de medición de peso y talla en los menores, es congruente con los programas sociales, sobretodo de alimentación que lleva a cabo el Ayuntamiento en la demarcación, ya que el propósito es incidir en mejorar los hábitos que deriven en condiciones óptimas de crecimiento y desarrollo, en consecuencia, en mayor expectativa de vida.
            De acuerdo a especialistas, cuando la obesidad se manifiesta en la infancia y ésta persiste en la adolescencia y la juventud, es altamente probable que la condición sea la misma en la edad adulta.
            Algunas de las consecuencias de obesidad en los menores son: dificultad para realizar juegos y ejercicios físicos por agotamiento y problemas respiratorios; desgaste en huesos y articulaciones, insomnio, riesgo de padecer colesterol, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, baja autoestima, aislamiento, trastornos con posible derivación de bulimia y anorexia, diabetes, entre otras

Advertisements