La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) aseguró que, durante los disturbios en Salina Cruz, Oaxaca, gente externa a sus elementos y manifestantes utilizaron armas de fuego para generar enfrentamientos.

A través de un comunicado, la CNS afirmó que los policías federales (PF) desplegados en la zona no están armados y no cuentan con tolete para reprimir o herir a los manifestantes, por lo que señaló a gente externa que ha realizado disparos que han herido a 21 uniformados. 

“Los elementos de la Policía Federal no se encuentran armados ni portan tolete. Se tiene conocimiento que las detonaciones por arma de fuego registradas provienen de personas desconocidas ajenas a los bloqueos, quienes realizan disparos contra la población y los policías federales para así generar enfrentamientos.

Hasta este momento se tiene un saldo de 21 policías federales heridos, varios de ellos por arma de fuego”, reveló la CNS. La dependencia señaló que el dispositivo está enfocado en la petición de los pobladores para liberar caminos carreteros y evitar que los productos de primera necesidad no lleguen a la población.

También explicó que se realizan acompañamientos a unidades que transportan químicos, los cuales son considerados peligrosos en caso de un mal uso.

“Para evitar que los derechos de terceros sean vulnerados, la Policía Federal está actuando en la entidad ante la demanda de la población de liberar las carreteras, con el objetivo de permitir el libre tránsito de unidades con productos de primera necesidad, y así evitar el desabasto de víveres. 

Unidades de la Policía Federal han escoltado 120 vehículos tipo tanque, mismos que trasladan residuos químicos desde la Refinería Antonio Dovalí, ubicada en el municipio de Salina Cruz, con el fin de evitar cualquier situación que ponga en peligro a la población por el indebido manejo de este tipo de materiales”, se lee en el documento.

Finalmente, realzó su compromiso con los derechos humanos al momento de cumplir con el operativo en el Estado de Oaxaca.

Advertisements