Oaxaca, México (19 junio 2016).- El Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, reconoció que un grupo de agentes usaron su armas de cargo durante el operativo de desalojo en el Municipio de Nochixtlán.

Explicó que al inicio de esta operación sólo participaron policías sin armas ni toletes, sin embargo, luego de desalojar el bloqueo a la autopista Oaxaca-Puebla, casi cuando concluía el operativo, se percataron de la participación de gente armada entre los manifestantes, lo que los obligó a un cambio de estrategia.

Esta situación, explicó el mando, hizo que pidieran el refuerzo de personal armado.

“Muy al final del proceso llegó personal con armas; ya había pasado todo, ya habíamos ordenado el repliegue táctico”, comentó.

Galindo deslindó a los maestros del uso de armas en la protesta, y afirmó que se trató de gente infiltrada que disparaban contra la policía y contra los civiles.

Aúnado a esto, el Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Jorge Alberto Ruiz Martínez reportó que 21 personas están detenidas y serán puestas a disposición del Ministerio Público del fuero común.

Redacción Reforma.com

Advertisements