La diputada de Nueva Alianza, Lucila Garfias, señaló que ante el creciente número de padres solteros en el país, es necesario diseñar programas de apoyo integral, con políticas públicas enfocadas a combatir los problemas que pueden enfrentar en ámbitos como el social, laboral y de salud, a fin de que ellos y sus hijos tengan una mejor calidad de vida.

Advirtió que en México hay alrededor de 796 mil hombres que por diversas razones, ejercen su paternidad solos; “no existen políticas públicas específicas para atender a este sector de la población, que en muchas ocasiones padecen las mismas dificultades que las madres solteras”, agregó.

En entrevista, la legisladora aliancista afirmó que aunque el número de padres solteros en el país es menor que los cinco millones de madres solteras, no pueden seguir siendo relegados de las políticas públicas que emprendan los gobiernos federal y estatales, pues de ellos dependen más de un millón y medio de niños, según cifras del Inegi.

Consideró que corresponde al Estado mexicano garantizar el desarrollo y bienestar de estos menores, por lo que las autoridades encargadas de Desarrollo Social junto con los gobiernos locales, deben sumar esfuerzos para incluir a los padres solteros en sus programas de apoyo, como ya sucede en el Estado de México.

“Al igual que las mujeres jefas de familia, los padres que son responsables del cuidado, manutención y crianza de los hijos, se enfrentan a múltiples situaciones laborales, como horarios inflexibles, la negativa de permisos para juntas escolares o consultas médicas”, añadió.

Aunado a ello, dijo, que aún prevalece en la sociedad una cultura machista y la creencia de que el cuidado de los niños sólo corresponde a la mujer, situación que muchas veces complica el escenario jurídico de los papás, e incluso dificulta los trámites para el acceso a servicios de salud.

Garfias Gutiérrez indicó que cifras del Inegi y del Consejo Nacional de Población (Conapo), revelan que de los 796 mil hogares mexicanos encabezados por un papá, 259 mil son separados o divorciados, 42 mil sufrieron alguna situación de abandono y 495 mil son viudos.

Redacción El Universal