En el condado de Pikin, Colorado, muy cerca de Aspen, una mujer demostró lo que cualquier padre está dispuesto hacer para salvaguardar la vida de sus hijos, ya que se enfrentó a un puma y que había atacado a su pequeño de cinco años.

Después de una llamada al 911, las autoridades arribaron al lugar, donde la mujer declaró que su hijo mayor y el otro de cinco años se encontraban en el jardín jugando, cuando escuchó gritos.

Inmediatamente salió y vio que un puma concolor, o león de montaña, estaba atacando al más pequeño. Se dirigió al animal y logró arrebatarle a su hijo, quien sufrió lesiones en el rostro, la cabeza y el cuello.

El niño fue enviado al hospital, donde se reporta estable.
La madre solo sufrió lesiones en la mano y piernas, por suerte ya fue dada de alta.

Advertisements