Los temores de la campaña republicana son bien fundados, ya que mientras ellos apenas inician preparativos para irse contra Hillary Clinton, la virtual candidata demócrata y sus aliados ya han invertido al menos 27 millones de dólares en campañas publicitarias.

México.- Con un correo electrónico de “emergencia”, este sábado la campaña del virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, clama a sus seguidores que le ayuden a recaudar 100 mil dólares para el final del día.

“Ahora mismo nos enfrentamos a una meta de emergencia. Necesitamos 100 mil dólares para poder emitir nuestros anuncios”, señala el mensaje. “Necesitamos tu contribución hoy antes de las 23:59”, según publicó The Hill.

El objetivo, según se explica en el mail, es obtener los recursos necesarios para lanzar una nueva serie de mensajes en contra de Hillary Clinton, virtual candidata del Partido Demócrata, en los que se critique su papel en los operativos de Libia y por el uso de un servidor privado para su cuenta de correo cuando era Secretaria de Estado.

“La deshonesta Hillary está planeando invadir la televisión con anuncios atacando al Señor Trump. Pero nos estamos preparando para pelear”, se asegura en el correo.

Los temores de la campaña republicana son bien fundados, ya que de acuerdo con la agencia AP, Clinton y sus aliados han invertido al menos 27 millones de dólares en campañas publicitarias en estados cruciales como Ohio, Florida y Nevada, donde en las próximas seis semanas lanzarán violentos ataques contra el magnate de los bienes raíces.

Esos mensajes serán repetidos por cientos de trabajadores de campaña en los mismos estados y amplificados por el Presidente Barack Obama y otros demócratas influyentes.

En contraste, la campaña de Trump apenas inicia preparativos para enfrentar dicha maquinaria pues los líderes republicanos todavía no saben cómo vender a los votantes un candidato tan polarizador. Incluso muchos de ellos todavía no deciden si le brindarán su apoyo.

“Es mala praxis política”, consideró Mitch Stewart, quien dirigió la campaña de reelección de Obama en los estados más disputados y ahora apoya a Clinton.

Con información de AP.