Las frituras color arcoíris de Doritos llegaron a México con una campaña que busca apoyar e inspirar a los jóvenes LGBT, para que no exista discriminación ni el bullying.

Además, la marca informó en su sitio oficial que el 100 por ciento de las ganancias deDoritos Rainbow serán destinadas a distintas fundaciones para promover la diversidad e inclusión en México.

Los Doritos Rainbow llegaron al país con una agresiva campaña en redes sociales que ya ha generado comentarios a favor y en contra. A la marca parece no importarle el qué dirán, y alienta la diversidad sexual. 

Así, el comunnity manager ha dado de qué hablar en las redes sociales, principalmente en Twitter, en donde la comunicación ha sido constante.

https://twitter.com/Doritos_Mx/status/743525095503691776?ref_src=twsrc%5Etfw

Aquí los a favor y en contra de la campaña:

 

Redacción elfinanciero.com.mx

Advertisements