Penales del Estado de México rebasan la capacidad de población; el hacinamiento impide que los internos se rehabiliten y tengan la tención necesaria

TOLUCA, México, jun. 14, 2016.- Los 21 centros penitenciarios del Estado de México enfrentan un grave problema de hacinamiento que hacen imposible la rehabilitación y atención a los internos.
El número de presos en las cárceles de la entidad es de 27 mil, cuando la capacidad es de 13 mil reos.
El penal de Barrientos en Tlalnepantla, donde la noche del lunes ocurrieron hechos de violencia, tiene capacidad para atender a mil 300 internos, pero ahí viven hacinados más del doble, “alrededor de tres mil internos”, aseguró José Manzur Quiroga, secretario de Gobierno del Estado de México.
Agregó que tienen “un poco mas de 100 por ciento de sobre población en el penal de Barrientos” o Centro de Readaptación Social “Juan Fernández Albarrán”, prisión inaugurada en la década de los 70’s, del siglo pasado.
De acuerdo con familiares, los internos deben pagar casi por todo: celdas, comida, teléfono público, televisión y hasta por protección.
Alrededor de las 8 de la noche de este lunes, una riña que duró cerca de 3 horas, dejo 17 lesionados: 10 internos y 7 policías.
Los presos quemaron colchones y otros enseres; para atacar o defenderse, utilizaron puntas que ellos mismos fabrican.
Para controlarlos fue necesaria la intervención de mil elementos del Mando Único.
Aprovechando los hechos, 3 reos escaparon saltando una barda. Fue hasta 8 horas después de iniciada la pelea que se supo de la fuga de los internos.
“A las 4 de la mañana se concluyó el segundo pase de lista, autoridades del penal se percataron de la ausencia de tres internos y de inmediato se puso en marcha un operativo conducente a su recaptura”, dijo el secretario Manzur.
Los reos que escaparon son:
– Ángel Chavero Hernández, sentenciado por cohecho y homicidio,
– José Antonio Arvizu Caballero, recluido por robo a casa habitación y
– Bernabé Ángel Ramírez, por violación.
El mismo lunes, antes del medio día, otro reo identificado como Jonathan Galicia Villegas, de 19 años, se fugó del área de juzgados.
El director del penal y el jefe de vigilancia fueron citados a declarar para deslindar responsabilidades por la fuga de los cuatro internos y se ofreció una recompensa para quien proporcione datos que permitan la recaptura de los reos que huyeron.
Manzur indicó que las actividades al interior del penal se normalizaron y que la recompensa por reos fugados es de “300 mil pesos a quien proporcione datos útiles que nos permitan la localización y captura de estos delincuentes”.
De acuerdo con las autoridades estatales, en ningún penal del estado hay autogobierno pero hacen falta al menos mil 850 custodios.
En el estado de México ya se construyen 4 penales que serán inaugurados antes de que concluya el próximo mes de agosto.
RMT

Advertisements

¿Qué te parece?