La dirigencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) alista el camino político para llegar aliado al Partido Acción Nacional (PAN) en las elecciones para gobernador de 2017 en el Estado de México, Coahuila y Nayarit.

Tras calificar de positivo el resultado que dejaron las alianzas PRD-PAN en los comicios del 5 de junio y avizorando un escenario electoral en 2017, el secretario Electoral del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Octavio Martínez, confirmó que el sol azteca se prepara para mantener vigente lo que se expuso durante su Congreso Nacional: “Alianzas amplias, incluyendo a Acción Nacional”.

“La alianza PRD-PAN garantizará programas de gobierno progresista que tendrán como objetivo mejorar la seguridad, reducir el gasto corriente, los gastos personales, fortalecer la educación, los programas sociales, el turismo, el medio ambiente y la infraestructura, así como mejorar la salud de los ciudadanos en estos tres estados [Quintana Roo, Durango y Veracruz] que se encuentran con grandes dificultades y retrasos abismales”, agregó.

En un análisis de los comicios del 5 de junio, Martínez Vargas detalló que se registró el triunfo en tres coaliciones del PRD-PAN, en Quintana Roo, Durango y Veracruz, “estas entidades no habían conocido más que el único gobierno del PRI, con ello la corrupción, los excesos del poder y la colusión con el crimen”.

En una de sus elecciones donde el PRD fue sin alianza, la Ciudad de México, el integrante del Comité Ejecutivo Nacional aceptó que Morena les ganó “ligeramente”. Sin embargo, sostuvo que el sol azteca se refrenda como la segunda fuerza política en la capital.

“El PRD es segunda fuerza y tendrá una representación sustantiva en el Constituyente de la Ciudad de México”, expresó el secretario Electoral del sol azteca, quien acusó a Morena de aliarse de facto al PRI en Oaxaca y Veracruz.

“Particularmente en Oaxaca lo acreditan los audios de las llamadas entre Murat y Monreal, al igual que en Veracruz lo demuestran los múltiples testimonios del candidato de Morena al gobierno de Veracruz, Cuitláhuac García, y el gobernador Duarte”, subrayó.

A pesar de calificar como buenos los resultados electorales, el perredista recalcó que se deberán revisar los malos resultados que se obtuvieron en Puebla, arriba de 3%, manteniendo apenas el registro en la entidad.

Redacción El Universal 

Advertisements

¿Qué te parece?