“Yo nunca dije eso, tengo las grabaciones. Yo estuve hablando de las niñas embarazadas, yo no tomé el tema de la obesidad. Y lo puedo parafrasear de manera muy sintética; una jovencita que es embarazada a los 14 años la abandona su pareja después porque ya no le gustó o porque ya no le agradó y es una edad en donde la irresponsabilidad evidentemente es parte del proceso de crecimiento”, indicó.

Luego de que declarara que para que los menores comprendan que la obesidad es negativa y que los padres de familia deben decirles que “a una niña gorda no la quiere nadie”, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez responsabilizó a los reporteros de haber sacado de contexto sus declaraciones porque él se refería a los embarazos infantiles y no a la obesidad.

“Yo nunca dije eso, tengo las grabaciones. Yo hablé… estuve hablando de las niñas embarazadas, yo no tomé el tema de la obesidad. Y lo puedo parafrasear de manera muy sintética; una jovencita que es embarazada a los 14 años la abandona su pareja después porque ya no le gustó o porque ya no le agradó y es una edad en donde la irresponsabilidad evidentemente es parte del proceso de crecimiento”, indicó.

El gobernador de Nuevo León dijo, en entrevista con Ciro Gómez Leyva que de lo que estaba hablando es cuando una jovencita de 14 años es embarazada y abandonada por una pareja irresponsable.

De acuerdo con reportes de diversos medios el gobernador declaró que para que los menores comprendan que la obesidad es negativa los padres de familia tienen que decirles a sus hijos que a una niña gorda no la quiere nadie. “Es mejor que nosotros como padres les mostremos a nuestros hijos lo que les va a pasar. Hay que acercarnos y decirles que a una niña gorda no la quiere nadie, uno como padre tiene que decírselo tal cual porque luego no lo va a entender”.

La declaración, que se dio en el marco de la firma de un convenio para la instalación de universidades saludables, generó diversas reacciones adversas al gobernador y ante ello “El Bronco” culpó a los reporteros de no escribir lo que es escuchan, es decir “yo nunca dije eso”.

Insistió en que él no estaba hablado de la obesidad, sino de las niñas embarazadas, toda vez que es un problema que se vive en Nuevo León en donde 30 mil niños nacen de adolescentes menores de 15 años cada año.

mej