Sobreviviente de la agresión narra que policías del municipio de Martínez de la Torre los atacaron al confundirlos con un grupo delincuencial; la madre de familia y uno de sus hijos fallecieron

Elementos policíacos del municipio veracruzano de Martínez de la Torre persiguieron y atacaron a balazos a una familia compuesta por cinco integrantes al confundirlos con un grupo delincuencial, lo que dejó dos muertos y dos heridos, informaron fuentes oficiales y sobrevivientes de la agresión.

Los hechos ocurrieron la madrugada de hoy a la altura del municipio de Martínez de la Torre, norte de Veracruz, donde los efectivos municipales atacaron una camioneta tipo Pick-Up en la que viajaba una familia que regresaba desde el estado de Puebla.
Como resultado del ataque, en el lugar murió la madre de familia identificada como Atzahari López Ronquillo; y su hijo Ricardo Sarro López, de 18 años, quien falleció en un hospital de la localidad; en tanto el padre de familia, el ganadero Francisco Sarro Gallardo y su hijo Héctor Sarro López resultaron heridos.
Una de las sobrevivientes al ataque relató que la familia viajaba en la madrugada procedente del municipio poblano de Jonotla, a donde habían acudido a una competencia de jinetes realizada en la comunidad de San Antonio del Rayón. Regresaban al municipio de San Rafael, donde son originarios.
A la altura del municipio de Martínez de la Torre, en la comunidad María de la Torre, se pararon en una tienda y vieron a una camioneta pasar a toda velocidad, pero le dieron poca importancia.
A los pocos minutos, la madre de familia, Atzahari López quien conducía la unidad, avisó que escuchaba a policías disparando, pero su esposo le pidió que acelerara para evitar una bala perdida.
Para su sorpresa, los policías los perseguían a ellos sobre la carretera federal, hasta que una segunda unidad oficial les salió de frente y les obligó a detenerse con disparos. La unidad de la familia Sarro López fue atacada por los oficiales.
En lugar murió la madre Atzahari López y su hijo Ricardo Sarro de 18 años fue trasladado al hospital civil “Manuel Ávila Camacho”, donde minutos más tarde perdió la vida; el ganadero Francisco Sarro Gallardo recibió un balazo en un brazo, al igual que su hijo Héctor Sarro López.
Una joven sobrevivió al ataque y fue quien relató lo sucedido y señaló a los agentes municipales de haberlos perseguido y perpetrado el ataque.