Microsoft ha presentado de manera oficial la nueva Xbox One S durante su conferencia en la E3 2016. Y así como se había filtrado en rumores, es mucho más delgado, con un diseño mejorado y aún más barato. El Xbox One S costará 299 dólares.

  • Mando de control con mejor agarre
  • Almacenamiento de 500 GB, 1 TB y 2 TB.
  • Precio: 299 dólares para los 500 GB, 349 dólares por 1 TB y 399 dólares por 2 TB.

La nueva Xbox One S no tiene puerto dedicado a Kinect, lo que quiere decir que si quieres usar el sensor de movimiento de la compañía necesitarás comprar un adaptador para USB. En pocas palabras, esto es otro clavo más en el ataúd de Kinect.

Esta consola básicamente será la actualización de la Xbox One actual, aunque por el momento se venderán las dos de forma simultánea.

Eso sí, para 2017 Microsoft prepara la nueva Project Scorpio que será más potente y estará enfocada en la experiencia de realidad virtual y los juegos en resolución 4K.

 

Advertisements

¿Qué te parece?