Los de Redmond se han hecho con la red social laboral más importante del mundo por 26.200 millones de dólares, unos 23.200 millones de euros, según informa Bloomberg. El mayor desembolso desde que Nadella llegó a la cabeza de la tecnológica en 2014.

Según anunció el propio Satya Nadella, y Jeff Weiner seguirá como CEO de la empresa, ahora subsidiaria. Pero LinkedIn mantendrá su marca, cultura e independencia; aunque Jeff Weiner reportará directamente a Satya Nadella, CEO de Microsoft. Las conversaciones empezaron en enero de este año, y el acuerdo tardará algunos meses en cerrarse, esperando para finales de este año, pero cuenta con el apoyo de la junta y accionistas mayoritarios de LinkedIn.

Las acciones de LinkedIn han experimentado un alza del 62% al conocerse la noticia, recuperando gran parte del terreno perdido a principios de este año, cuando unos malos resultados trimestrales recortaron el precio de la acción a la mitad. Las acciones de Microsoft, por su parte, han sufrido una leve caída de precio de 5 puntos porcentuales, aunque se estabilizan según pasan los minutos.

Ninguno de los líderes de sendas empresas ha querido hacer mención especial a los detalles estratégicos de esta compra, que ha pillado a todos por sorpresa. Una de las razones más viables es la expansión de la compañía de Nadella en el terreno de la gestión de datos y las redes sociales. En cualquier caso, la relación entre LinkedIn y Microsoft viene de lejos, puesto que ya habían estado haciendo un trabajo común para reformar las medidas de seguridad en cuanto a privacidad del usuario.

Advertisements