Toluca, México (12 junio 2016).- Un total 17 personas, entre ellas dos militares en retiro, fueron puestas a disposición de las autoridades por prestar servicios de seguridad privada sin autorización y por portación de arma prohibida.

Debido a los últimos abusos por parte de escoltas de seguridad hacia mexiquenses, la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) llevó a cabo un operativo para control de guaruras, donde también fueron retenidos siete vehículos por presuntas irregularidades.

Se realizó de manera simultánea en 20 puntos de la entidad, también se aseguraron cinco armas de fuego, dos bastones retráctiles y dos lámparas para descargas eléctricas.

Las detenciones y puestas a disposición se realizaron en Nezahualcóyotl con una, 11 en Huixquilucan, dos en Lerma, una en Tlalnepantla y dos en Naucalpan.

De igual forma se clausuró la empresa Seguridad Privada G&S, Servicios Integrales de Protección y Custodia, en Tlalnepantla, por incumplimiento al Artículo 6 y 18 de la Ley de Seguridad Privada del Estado de México, en los que se expresa que se requiere de la autorización de la Comisión para prestar el servicio de seguridad privada, con lo que suman 42 compañías cerradas que prestan este tipo de servicios.

El operativo se realizó con fundamento en la Ley de Empresas de Seguridad Privada del Estado de México, que faculta a la CES para detener y remitir personas que presten servicios de protección y clausurar empresas que no cuenten con las autorizaciones correspondientes, así como asegurar bienes y objetos que se utilicen para tal fin, sin un permiso previo.

REFORMA / Redacción

Advertisements

¿Qué te parece?