Uno de los atentados fue perpetrado por un suicida con un cinturón explosivo y el segundo por un coche bomba

DAMASCO, Siria, jun. 11, 2016.- El doble atentado perpetrado contra la zona chií de Zayeda Zeinab, en las afueras de Damasco, ha causado al menos 20 muertos, 13 de ellos civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En un comunicado, la ONG precisó que el resto de los fallecidos eran miembros del Ejército o de milicias leales a Damasco.

Uno de los atentados fue perpetrado por un suicida con un cinturón explosivo en la entrada de la población, por la carretera de Al Diabiya, y el segundo por un coche bomba que explotó en la calle Al Tin.

Una fuente policial citada por SANA indicó que el doble ataque, que ha sido condenado por el Gobierno sirio, causó la muerte de 12 personas y heridas a medio centenar, entre ellos niños y mujeres.

El Observatorio no descartó que pueda ascender el número de víctimas mortales, debido al estado en el que se encuentran algunos de los heridos.
Sayeda Zeinab es un popular lugar de peregrinación de chiiitas y ha sido objetivo de ataques suicidas por parte del Estado Islámico (EI).
Por el momento nadie ha asumido la autoría del ataque.
El Observatorio no descartó que pueda ascender el número de víctimas mortales, debido al estado en el que se encuentran algunos de los heridos.
El pasado 25 de abril, al menos 15 personas murieron y más de 80 resultaron heridas por el estallido de un coche bomba conducido por un suicida cerca de la mezquita chií de Sayeda Zeinab, ubicada en la localidad.
La mezquita acoge el mausoleo de Sayeda Zeinab, nieta del profeta Mahoma y venerada por los fieles del islam chií.
Entonces, el atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que ha asumido la autoría de otros ataques contra esta zona de las afueras de la capital.
El pasado 22 de febrero, al menos 120 personas, en su mayoría civiles, perdieron la vida por cuatro explosiones en esta área, situada a unos 17 kilómetros al sur de la capital, y que está protegida por milicianos del grupo chií libanés Hizbulá. 
LHE/RAMG

Advertisements

¿Qué te parece?