Volver a cobrar la tenencia vehicular, modernización catastral y mayor eficiencia recaudatoria van a ayudar a los gobiernos locales a instrumentar de manera más sencilla y eficaz la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, consideró el Centro de Estudios de las Finanzas Púbicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.
Propuso que en tanto se va implementando la nueva ley y sale el reglamento, los estados y municipios se deben preparar para enfrentar el reto de su instrumentación, pues va a obligar a tener un proceso integral y completo en planeación financiera.
Para este objetivo necesitan orden y más recursos con más planeación hacendaria y aprovechar esquemas como el de las Asociaciones Público-Privadas (APP).
Una solución, según los especialistas del centro de estudios que funge de apoyo técnico para los diputados que representan a los estados y municipios en San Lázaro, es cobrar la tenencia vehicular.
Es decir, no subsidiar el gravamen a la tenencia. “Se podría reconsiderar el subsidio que se otorga al impuesto a la tenencia vehicular o proponer una legislación federal para evitar el costo a las entidades federativas de obligar a pagar en su totalidad el impuesto a la tenencia vehicular y eliminar los subsidios que se otorgan”, planteó.
De esta manera, afirmó el CEFP, se puede mejorar la recaudación y aumentar ingresos de cada entidad.
La eliminación de la tenencia fue una promesa de campaña que realizó Felipe Calderón cuando era candidato a la Presidencia de la República.
Como mandatario la concretó, pero se tuvo que subsidiar, con el fin de que las finanzas locales de las entidades federativas no se vieran golpeadas.
Respecto de la modernización catastral, estableció que los estados y municipios se pueden beneficiar porque al tener una base de datos más actualizada pueden cobrar mejor el impuesto predial y hacerse de más recursos propios.
También pueden hacer una bancarización del proceso y cobranza, así como de una eficiente estrategia de cobro.
En ese sentido, sugirieron explorar los programas que tienen el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para modernizar los sistemas catastrales.
Para el CEFP, se puede evaluar la posibilidad de modificar la Ley de Coordinación Fiscal para incentivar una mejora en la recaudación de las entidades federativas y los municipios, así como delimitar la competencia de facultades a escala local, a fin de fortalecer la recaudación propia y robustecer las facultades municipales en materia de servicios públicos.
Déficit recurrente. En la parte de gasto, el centro de estudios puso de relieve que cada año las entidades locales están presentando déficit en sus finanzas con financiamiento a través de más deuda.
Ponderó que en lo que más gastan es en nómina. Recomendó evaluar las funciones de las plazas para detectar duplicidad de funciones y reducir al mínimo las contrataciones por honorarios y racionalizar el gasto en servicios generales, bienes materiales y suministros.
En términos generales, hacer un redimensionamiento del aparato burocrático.
Sin embargo, algo que les va a hacer falta es crear un área encargada de la planeación de los proyectos de inversión y para anticiparse a lo que marca la ley, pueden conseguir recursos necesarios a través del próximo presupuesto 2017 para que en el proyecto que se envíe a la Cámara de Diputados se contemplen.


Redacción El universal