En el terreno de los smartphones hay dos claros competidores en el mercado que luchan constantemente por tener el liderazgo. Según datos ofrecidos por el portal web Statista, en casi todas las franjas de edad, Android es el sistema operativo que gana la partida. Por ejemplo, entre los usuarios que tienen entre 18 y 24 años, el 43% de los estadounidenses prefiere Android y el 31% iPhone. En cuanto a la franja de edad situada entre los 35 y los 44 años, la diferencia es menos notable, ya que el 33% prefiere Android y el 29% iPhone. Y si hay una franja de edad en la que triunfa iOS es en la de los mayores de 55 años, ya que el 19% prefiere iPhone frente a Android.

Así, que no es de extrañar el invento que ahora se ha conocido y que va a permitir la unión de iPhone y Android gracias a una carcasa, la cual ha sido diseñada por el desarrollador Nick Lee, de la empresa Tendigi y que va a hacer las delicias de aquellos que alguna vez han soñado el poder ver el sistema operativo Android en un iPhone.

En concreto, esta carcasa es una funda impresa en 3D que incorpora una batería, un convertidor y una resistencia, que son capaces de soportar y hacer funcionar elementos como un puerto HDMI, un puerto USB y una ranura para tarjetas SD, algo que nunca ha tenido en cuenta un iPhone.

En este vídeo, Lee, muestra cómo ha hecho que para que Android pudiera verse en un iPhone, ha sido posible gracias a Android Open Source Project y desarrolló una versión de Android Marshmallow muy ligera que pudiera ir desde la funda hasta el dispositivo.

Y esto lo logró ya que una vez que insertó la funda en el móvil y conectarla a ravés del puerto Lightning y, tras esto, el usuario, ya puede ejecutar una app de Tendigi que es muy fácil de reconocer, ya que posee el logotipo de Android. Y si quieres volver al sistema operativo iOS también puedes volver de forma sencilla.

Esta no es la primera vez que Nick Lee fusiona sistemas operativos diferentes y es que hace bien poco, él fue capaz de hacer correr Windows en un Apple Watch.

Advertisements

¿Qué te parece?