El Grupo de Trabajo en Materia de Fiscalización aprobó el proyecto de dictamen de la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, que discutirá la Cámara de Diputados en el periodo extraordinario de sesiones, que inicia el próximo lunes 13 de junio.

El documento se entregará mañana jueves a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), con copia a la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, que deberá elaborar el documento final que se presentará al Pleno la próxima semana, afirmó el vicecoordinador del Grupo de Trabajo, Luis Maldonado Venegas (PRD).

Esta legislación abrogará la actual Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación y el proyecto de dictamen “cuenta con un consenso del 90 por ciento”, precisó el también presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Señaló que esa es una de las dos reformas que se tienen en San Lázaro, como cámara de origen, relacionadas con el Sistema Nacional Anticorrupción. En el Senado de la República se discuten otras cinco.

Según informa el portal “El Financiero”, los siete documentos deberán discutirse y aprobarse en el periodo extraordinario, mismo que no tiene el día preciso en que concluirá.

Durante la reunión del Grupo de Trabajo, las fracciones parlamentarias del PAN y de Morena coincidieron en que el proyecto de dictamen “no contemplo todas sus propuestas, especialmente las relacionadas con la plena fiscalización de la deuda de los estados y las participaciones federales”.

Los diputados Vidal Llerenas Morales (Morena) y Luis Marrón Agustín (PAN) especificaron que esos temas los habrán de abordar “durante su dictaminación en la Comisión de Transparencia y Anticorrupción o en el Pleno de la Cámara de Diputados”, en el periodo extraordinario.

Las otras bancadas apuntaron que el proyecto aprobado “contiene avances significativos en materia de fiscalización y rendición de cuentas”.

“Aunque de manera directa la ASF no tendrá facultades sancionatorias, el nuevo modelo prevé que será el Tribunal Administrativo el que dirimirá las sanciones y resoluciones correspondientes, por lo que se espera que sea un mecanismo más expedito, con capacidad propia de investigación, en la integración de expedientes”, explicó Maldonado Venegas.

Comentó que “buena parte de los disensos tienen que ver con temas que lamentablemente no son materia de esta ley, sino de, por ejemplo, la Ley de Contabilidad; de la que está por emanar en materia de anticorrupción, o de la Ley de Responsabilidades, entre otras”.

El diputado perredista detalló que el Grupo de Trabajo en materia de fiscalización tomó como base cuatro iniciativas en la materia, presentadas previamente por legisladores del PRI, PAN, PRD y Morena.

“Se construyó un proyecto integral con un alto consenso de aceptación”, aseguró.

El Grupo de Trabajo fue creado el pasado mes de abril para coadyuvar en la construcción de acuerdos que permitan impulsar los trabajos legislativos, sin menoscabo de las competencias que legalmente corresponden a las comisiones ordinarias, está integrado por un legislador de cada grupo parlamentario.

Maldonado Venegas dijo que el proyecto de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación “tiene también la finalidad de robustecer a la Secretaría de la Función Pública”.

Asimismo, propone “transformar, ampliar y fortalecer las facultades” de la ASF y lograr que ésta pueda “fiscalizar en tiempo real, además de que le confiere la facultad investigadora, de análisis y dictamen que hoy no tiene”, finalizó.