TOLUCA, México, 7 de Junio.- En lo que va del año, por lo menos tres niños y una madre han muerto de manera inexplicable en el hospital Mónica Pretelini, aseguró la señora Ivonne, quien perdió el hijo que esperaba, de 20 semanas de vida, presumiblemente por la ingesta de un fármaco que de suministraron en ese nosocomio, el cual tiene contraindicaciones para mujeres embarazadas.

La afectada, quien dijo haber recibido dos llamadas intimidatorias en las que le advirtieron que si seguía denunciando lo acontecido “se iba a arrepentir”, responsabilizó de cualquier cosa que le suceda a ella o a su familia al director del hospital Mónica Pretelini del Instituto de Salud del Estado de México, José Pablo Rueda Villalpando.

Solicitó la intervención del gobernador Eruviel Ávila Villegas para que se investigue y sancione a la médico responsable, a quien identificó como Perla Xóchitl Barón. “Yo lo que pido es que la castiguen, que le quiten la licencia médica para que no siga perjudicando a más personas”.

De acuerdo con el relato de la afectada, al cumplir 20 semanas de embarazo le ordenaron realizarse un ultrasonido, el cual se hizo en el mismo hospital Mónica Pretelini y todo resultó positivo. El diagnóstico médico es que el producto gozaba de plena salud y que su desarrollo era estable.

aborto 1

Sin embargo, dijo que el día 19 de abril del 2016 sintió algún malestar por lo que acudió con su doctora, Perla Xóchitl Barón, quien le ordenó un medicamento denominado Metildopa, el cual ingirió durante tres días, porque para el 23 de abril lo suspendió y acudió nuevamente al hospital, donde le hicieron algunos análisis y le informaron que su hijo estaba muerto, según informó en su portal Agencia MVT.

“Un bebé no puede morirse así nada más porque sí, hay una razón y yo estoy segura que fue ese medicamento que me dio la doctora. Ya investigué, por mi cuenta, y el laboratorio que produce la Metildopa advierte que no debe aplicarse en mujeres embarazadas porque es capaz de penetrar el cordón umbilical y causar daños”, refirió.

También comentó que, una vez que diagnosticaron que el producto había muerto, le dijeron que se lo retirarían del vientre hasta 15 días después, por razones de programación… Leer más

 

Advertisements

¿Qué te parece?