Xalapa. El senador panista por Veracruz, Fernando Yunes Márquez, hijo del candidato de la coalición PAN-PRD al gobierno del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, fue detenido en Coatzacoalcos por la Fuerza Civil en un retén ubicado a la entrada de esa ciudad.

El legislador afirmó que se trata de un retén ilegal y que aun cuando se identificó como senador de la República, los policías rodearon la camioneta en la que viajaba, con placas de Nuevo León.

Aseguró que fue rodeado por unos cincuenta elementos.

Además de la Fuerza Civil, se presentaron policías de tránsito municipal. Yunes Márquez le pidió al director de esa corporación que si había cometido una infracción le levantara una multa.

Sin embargo la Ferza Civil llamó una grúa para tratar de llevarse el vehículo.

Después de que simpatizantes del PAN comenzaron a llegar al punto del retén, la Fuerza Civil pidió refuerzos de granaderos, por lo que el incidente se prolongaba esta tarde. En el lugar había concentrados cerca de un centenar de policías de distintas corporaciones.

Yunez Márquez se comunicó con la procuradora General de la República, Arely Gómez, para indicarle que si cometió un delito de carácter federal se le detenga o le permitan continuar su recorrido.

De acuerdo al comité directivo estatal del PAN, la Fuerza Civil pretende revisar el interior de la camioneta, las maletas y pertenencias del senador.

Ante la insistencia de policías para revisar el vehículo y maletas que se encuentran dentro de este, el hijo de Yunes Linares mandó el siguiente mensaje al gobernador Javier Duarte: “Duarte, aquí están tus empleados. No te tengo miedo, soy más hombrecito que tú, cabrón. Si me quieres detener, ven Duarte y detenme tú. ¡Ten pantaloncitos!”.

Ante el cariz que ha tomado el hecho, el gobernador Javier Duarte afirmó que el senador Yunes Márquez no está detenido.

“El que está detenido es su vehículo, está a revisión y si cometió un delito será denunciado ante la Fepade”.

Redacción La Jornada

Advertisements