México, 03 de mayo 2016.- Afirman que el actor Rafael Amaya de 39 años de edad, lamentablemente abandonó a sus mascotas, en una pensión de perros que se encuentra en el Ajusco, en la Ciudad de México.

Un amigo de la dueña del lugar contó que El Señor de los cielos visitó a sus mascotas, Kiev y Sultán, en diciembre y pagó 15 mil pesos de gastos que abarcaban hasta enero.

En octubre del año pasado dejó a sus perros en una pensión que cuesta 250 pesos por noche, donde le dijeron que para facilitarle las cosas se los podrían mandar a Estados Unidos, por lo que en marzo regresó para pagar los 40 mil pesos que debía, pero después desapareció.

Dicha cantidad incluye “certificado de salud, carnets de vacuna al corriente, vuelos, dos transportadoras, que cada una cuesta 3 mil pesos, más lo que ya se había acumulado de hospedaje y alimentación, baño y veterinario”.

El envió tiene un costo aproximado de 18 mil pesos por los dos perros; además, faltaban datos del lugar donde vivía Rafa y donde los recogerían en Estados Unidos, pues a pesar de que Amaya encargo que todo se le envíe, esto se complicó, al estar en el aeropuerto le llamaron y nunca contestó.

Después de tres días pudieron contactar al actor quien dijo que francamente se le hacía mucho dinero por enviar a Estados Unidos a los 2 perros.

En el lugar dieron la opción de viajar a Tijuana con sus mascotas; le dijeron que podrían entregarlos a su chofer para que los pasara por vía terrestre, Rafa les dijo que sí, pero otra vez no aparece y en esta ocasión no los ha contactado ni por error”, aseguró dicha persona.

En la pensión se les dificulta mantenerlos, ya que esto implica muchos gastos, pues no pueden quedarselos y les gustaría que un buen dueño los adoptara, pero necesitan la autorización de Rafa porque son de él y están registrados, argumentando que no quieren meterse en problemas, considerando esto como un abuso.

Advertisements