PARÍS, Francia, jun. 3, 2016.-El río Sena a su paso por París superará esta noche su pico máximo esperado y se prevé que pueda alcanzar entre 6.30 y 6.50 metros de altura, debido a las fuertes lluvias caídas a lo largo de la semana que mantienen en alerta naranja trece departamentos en toda Francia, en especial en región parisina.

En un principio se preveía el Sena rondase los seis metros en la capital, pero no que los superase y fuese más allá del nivel alcanzado en su última gran crecida, en 1982.

La ministra de Ecología, Ségolène Royal, adelantó en un comunicado que, más que un pico, “será una plataforma que permanecerá relativamente estable durante todo el fin de semana”, antes de que comience su descenso, que como siempre será más lento que la subida.

En las regiones septentrionales del país la decrecida ha comenzado ya y el departamento de Seine-et-Marne, el último que seguía todavía en alerta roja, la máxima, pasó a naranja esta mañana, como las otras zonas del país afectadas por las lluvias continúas, la humedad y el cielo perpetuamente grisáceo.

Dicho nivel de vigilancia obliga a la población a aumentar su precaución por el riesgo meteorológico existente y por la existencia de cierto grado de peligro para las actividades usuales.

Advertisements