El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo que es importante saber bajo qué criterios la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) determinó disminuir los parámetros para emitir la alerta ambiental; “habrá que dar una explicación”, mencionó.

Cuestionado sobre si el tema se ha utilizado con tintes políticos, a propósito de la jornada electoral de este domingo, respondió: “Se puede mal pensar, habría que ver cuáles son las explicaciones, pero sin duda nos han colocado en una posición muy complicada, muy difícil. Sin embargo, la comunidad internacional está reconociendo las medidas y la toma de decisión de la Ciudad de México”.

El mandatario advirtió que las próximas medidas ambientales deben ser integrales y considerar todos los planteamientos hechos por expertos —como el que realizó el Centro de Estudios de la Atmósfera de la UNAM— para retomar la fase de precontingencia ambiental.

Aclaró que estos cuestionamientos no los hace para regresar al anterior esquema en que se decretaba una fase de precontingencia con 150 puntos en el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca), o decretar la Fase 1 con 180 puntos.

“De lo que está hablando el Centro de Estudios de la Atmósfera es que haya una etapa de precontingencia, porque lo que hoy le sucede a la Ciudad de México es que en automático entras a contingencia ambiental, o sea no hay una etapa de preparación para tomar medidas, es directo”, precisó.

Medida integral. El mandatario recordó que el Centro “Mario Molina” también hizo recomendaciones en las que señala la necesidad de actualizar las normas que regulan al transporte de carga, así como reducir las emisiones contaminantes provenientes de la actividad industrial y la distribución de combustibles.

El mandatario también reclamó que “el marco normativo en materia de emisiones y seguridad aplicable a vehículos pesados, nuevos y en circulación está muy atrasado. Eso es lo que estamos pidiendo: que se actualicen estas normas, porque los vehículos de carga circulan en la Ciudad de México y nosotros no tenemos facultades para exigir esta regulación”. Mancera insistió en que por ello se requiere de medidas integrales, de lo contrario no habrá un “cambio significativo” en la calidad del aire.

“Sabemos que se está trabajando, pero queremos que el anuncio que se haga el día 1 de julio vaya con todas estas acciones que ha planteado el Centro ‘Mario Molina’; dejar fuera alguna de éstas sería no estar avanzando”, sentenció Mancera.

En conferencia de prensa, el jefe de Gobierno adelantó que una vez que el gobierno federal y la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) anuncien la Norma Emergente de Verificación, el gobierno pondrá en marcha una serie de medidas adicionales, como un nuevo plan de monitoreo de calidad del aire y nuevos corredores de transporte público.

El jefe de Gobierno comentó que luego de su viaje a Francia conoció del programa Cero Diesel que se impulsa en París hacia 2020, el cual busca evitar que los vehículos que utilicen este combustible circulen por calles de la capital francesa. Esta propuesta, dijo, la hará llegar al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano.

“Serán cuatro años de preparación y la Ciudad de México puede llegar a eso, yo creo que sí, ¿con quién habrá que platicar?, pues con Pemex, habrá que platicar con los encargados del abasto; la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tiene un programa de incentivos para la chatarrización de unidades, pero no se ha utilizado, no se ha chatarrizado nada de lo que se debiera.

“Entonces, tenemos hoy vehículos de transporte de carga que tienen casi 20 años de antigüedad y algunos hasta más, cada vehículo de esos puede contaminar hasta 80 veces más que un vehículo en buen estado”, agregó el ejecutivo de la capital del país.

Redacción El Universal 

Advertisements