Durante el primer trimestre de 2016 un millón 87 mil personas contrataron en México servicios de telecomunicaciones móviles.

Entre quienes decidieron contratar, más los que optaron por migrar resultó que Telefónica Movistar fue la que más clientes ganó al sumar 760 mil 400; 529 mil se sumaron a AT&T; mientras que Telcel perdió 202 mil clientes netos, de acuerdo con un análisis de la consultoría MediatelecomPolicy & Law basado en los últimos reportes financieros de las tres principales empresas de telecomunicaciones que operan en el país.

Detalló que al cierre del primer trimestre de 2016 estaban vigentes 108 millones 363 mil 400 líneas de telefonía móvil, lo que refleja que “en los últimos trimestres se ha mostrado una nueva dinámica competitiva en el sector de las telecomunicaciones móviles en México, lo cual ha permitido el crecimiento de los principales competidores como AT&T y Telefónica y mejores condiciones para el usuario”.

Mediatelecom señaló que otro elemento que muestra mayor ambiente de competencia está en la tasa de cancelación de clientes (churn), que se puede considerar una medida de fidelidad o capacidad de las empresas para retener a sus clientes. En el rimestre de referencia Telefónica Movistar tuvo el churn más bajo en 3.5 por ciento, seguido por Telcel con 4.5 por ciento y AT&T con 5.45 por ciento.

A nivel anual AT&T ha mostrado el mejor desempeño en esta métrica al reducir su tasa de cancelación en 2.76 puntos porcentuales, con lo que logró revertir la pérdida de clientes con la que recibió Iusacell y Nextel, aseguró la consultoría.

Mediatelecom puntualizó que de los más de 108 millones de líneas en operación, 83.3 por ciento son clientes de prepago, lo que muestra que los operadores no han logrado atraer a sus clientes al sistema de contrato. A pesar de ello, acotó existe “la teoría” de que Telcel, Telefónica y AT&T han logrado que personas que nunca antes habían accedido a este tipo de servicio lo hayan hecho por primera vez, ubicados en los segmentos de medio o bajo poder adquisitivo.

Destacó que los operadores tienen el reto de conectar cada vez a más usuarios, pero también posicionar mayor oferta de teléfonos inteligentes y el crecimiento de sus redes LTE.

En materia de ventas “los tres operadores reportaron ingresos al primer trimestre de 2016 por 42 mil 558 millones de pesos tan sólo por el servicio móvil. AT&T reportó el mayor crecimiento anual de 127.5 por ciento, tras la fusión de las operaciones de Iusacell y Nextel, mientras que Telefónica creció 7.8 por ciento. En este segmento, Telcel también fue el principal perdedor al reducir sus ingresos 3.3 por ciento con respecto al primer trimestre de 2015. Pese a la pérdida, Telcel se mantiene con la mayor participación del mercado por ingresos de servicio móvil con 71.2 por ciento del total. Asimismo, a partir de que AT&T tiene la mayor proporción de sus usuarios en pospago o contrato, le permite consolidarse como el segundo operador por ingresos del mercado mexicano con 16.5 por ciento, a pesar de ser el tercer operador por suscriptores”, refirió la consultoría.

Advertisements