Un médico forense de Minnesota dijo que Prince murió de una sobredosis accidental de fentanilo.

El reporte de la oficina del médico forense del Medio Oeste estadunidense fue emitido el jueves, más de un mes después de que el superastro de la música fue hallado muerto en su mansión en Paisley Park a los 57 años.

El reporte de una sola página indica que Prince se “autoadministró fentanilo”, un opioide sintético muchas veces más fuerte que la heroína.

El reporte, firmado por Quinn Strobl, el médico forense en jefe de la oficina, confirma las sospechas de que los opioides desempeñaron un papel en el deceso del músico.

Las autoridades habían estado revisando si Prince murió de una sobredosis y si un médico le estuvo recetando fármacos en las semanas anteriores.

La muerte de Prince se produjo menos de una semana después de que su avión hiciera un aterrizaje de emergencia en Moline, Illinois, para que recibiera tratamiento médico mientras volvía de dar un concierto en Atlanta. La AP y otros medios reportaron, con base en fuentes anónimas, que Prince fue hallado inconsciente en el avión, y que los primeros socorristas le dieron una inyección de Narcan, un antídoto usado cuando se sospecha una sobredosis de opioides.

Una autopsia se realizó al día siguiente de que el cuerpo de Prince fuera encontrado.

Al menos los nombres de dos médicos salieron a la luz en la investigación realizada por la oficina del alguacil del condado de Carver, la oficina del fiscal federal en Minnesota y la agencia antidrogas estadounidense DEA.

El doctor Michael Todd Schulenberg, un médico familiar, atendió a Prince dos veces en las semanas previas a su muerte y dijo a investigadores que le recetó medicinas. No se especificaron los medicamentos en una orden de registro del hospital de Minnesota que empleaba a Schulenberg en ese momento.

Schulenberg vio a Prince el 7 y el 20 de abril, el día antes de su muerte, según la orden. El abogado de Schulenberg declinó comentar sobre el caso.

El doctor Howard Kornfeld, un especialista en adicciones en California, fue contactado por representantes de Prince el 20 de abril para que ayudar al cantante.

Kornfeld envió a su hijo Andrew en un vuelo nocturno esa noche, y Andrew estuvo entre las personas que encontraron a Prince inconsciente a la mañana siguiente, de acuerdo con el abogado de Kornfeld, William Mauzy.

El joven Kornfeld, quien no es médico, llevaba consigo buprenorfina, una medicina que puede ser usada para tratar adicciones a opioides aliviando las ansias y los síntomas de abstinencia, dijo Mauzy, quien explicó que Andrew Kornfeld pretendía darle el medicamento a un médico en Minnesota que había cancelado otras citas para ver a Prince el 21 de abril.

Mauzy se ha negado a identificar a ese doctor. Schulenberg no está autorizado a recetar buprenorfina.

Prince falleció dos semanas después de haber cancelado conciertos en Atlanta argumentando que no se sentía bien. Dio un par de conciertos el 14 de abril en esa ciudad, y entonces tuvo el aterrizaje de emergencia en Moline. Tenía dos presentaciones previstas en St. Louis pero las canceló poco antes de morir.

El superastro era conocido por llevar una vida sana y algunos amigos dijeron que nunca vieron señales de consumo de drogas. Pero su vieja amiga y colaboradora Sheila E. dijo a la AP que Prince tuvo dolencias de caderas y rodillas, derivadas de sus enérgicos saltos con tacones en el escenario.

Fuente: Milenio

Advertisements