Este sábado en el zoológico de Cincinnati (EE.UU.) ha sido abatido un gorila, luego que el animal agarrara y arrastrara durante 10 minutos a un niño de cuatro años que cayó en el foso, informa AP. El pequeño, que cayó desde una altura de 3 metros, fue ingresado en un hospital local.

Han tomado una decisión muy dura, pero la decisión correcta

El director del recinto, Thane Maynard, señaló que especialistas del zoológico concluyeron que el niño estaba en una situación que constitía una amenaza para su vida y que debían sacrificar al gorila. “Han tomado una decisión muy dura, pero la decisión correcta, porque han salvado la vida del niño”. El gorila no parecía atacar al menor, pero se trataba de “un animal fuerte” que estaba en una situación de estrés. Según Maynard, usar dardos tranquilizantes contra el gorila no habría puesto al animal a dormir enseguida, lo que habría dejado al niño expuesto al peligro durante más tiempo.

‘Harambe’ de 17 años, era un gorila de llanura, especie en peligro de extinción. Maynard declaró que ha sido la primera vez cuando su equipo ha tenido que matar a un animal del zoológico por una situación de emergencia, calificando el hecho de un “día muy triste”. Este sábado el área cerca del foso del gorila fue cerrada.

http://wp.me/p6tVbW-4FZ

Fuente: RT

Advertisements