Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de niños con labio y paladar hendido, el Instituto de Salud del Estado de México y el Ayuntamiento de Ecatepec llevaron a cabo la novena jornada de cirugías para corregir esta malformación congénita en 45 menores.

 

Los pequeños, previamente valorados por médicos especialistas y cuyas edades oscilan entre los 3 meses a los 17 años, elevarán su autoestima al solucionarse el problema y con ello podrán lograr una apariencia, desarrollo de lenguaje y alimentación normal a través de procedimientos quirúrgicos que fueron gratuitos.

 

Al respecto, la subdirectora de Atención Médica del ISEM, Rocío Rangel Gómez, comentó “estos procedimientos se suman a los 200 beneficiados que se tienen en los últimos tres años, pues el gobierno del Estado de México tiene como premisa fundamental brindar todo el apoyo a quienes menos tienen y con ellos lograr la meta de contar con mexiquenses más sanos”.

 

Asimismo, explicó que esta patología se presenta durante el primer año de vida y afecta en la insuficiencia de peso, alimentación, retardo en el crecimiento y dificultad en el habla, por lo que esta es una labor diaria del ISEM en apoyo a la población más vulnerable.

 

La jornada, que se realizó con el apoyo del Club Rotario Xalostoc, se efectuó en tres días por médicos especialistas en cirugía plástica y maxilofacial en el Hospital General Ecatepec “Las Américas”, quienes fueron apoyados por un equipo de enfermeras, anestesiólogos y residentes, lo que devolvió la sonrisa a los 45 menores.

 

Por su parte, Silverio Tovar Zamudio, presidente de la Asociación Mexicana de Labio y Paladar Hendido, reconoció la labor que realiza la autoridad estatal, local y el sector privado para llevar a cabo este tipo de cirugías, con la meta de llegar a todos las personas que la requieran y, sobre todo, hacerla de manera adecuada para propiciarles una mejor calidad de vida.

 

Ante el presidente municipal de Ecatepec, Indalecio Ríos Velázquez, Diana Hernández Torres, madre de un menor beneficiado, externó su beneplácito por obtener la operación. “Siempre he buscado que mi hijo esté bien, por eso ahora estoy muy contenta porque con esta intervención su vida cambiará radicalmente. Gracias a los doctores por hacer este tipo de campañas para favorecer a bebés que nacen con algún problema de salud”, comentó.

 

En México el labio y paladar hendido es una de las primeras causas de malformación congénita, estética y funcional que se caracteriza por la falta de unión en los labios, se puede detectar desde la gestación o al nacer. Y el consumo de alcohol, tabaco, desnutrición, consumo de alimentos contaminados o con plomo y el uso de algunos medicamentos anticonvulsivantes, entre otros, son factores de riesgo asociado a este mal.

Advertisements

¿Qué te parece?