San Cristóbal de las Casas, Chiapas— A las 10:15 de la mañana fueron liberados los diputados Eduardo Ramírez Aguilar y Carlos Penagos Vargas, luego de que Miguel Sántiz Álvarez tomara protesta como alcalde sustituto de Chenalhó, Chiapas.

Luego de 19 horas de permanecer retenidos, el presidente del Congreso, Eduardo Ramírez, y el legislador Carlos Penagos, fueron liberados por los indígenas, que exigían la renuncia de Rosa Pérez Pérez como alcaldesa de Chenalhó.

Después de que la exedil entregara la Alcaldía, Sántiz Álvarez, quien ocupaba el cargo de síndico, tomó protesta.

Una vez liberados, los diputados salieron del municipio vía aérea hacia Tuxtla Gutiérrez.

Ayer, decenas de indígenas tzotziles irrumpieron en la curia diocesana, donde se llevaría a cabo el diálogo donde se analizaría la situación de Chenalhó.

Ahí los indígenas detuvieron a los dos legisladores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y los obligaron a subir a camiones de redilas tipo estaquitas, hacia el municipio de Chenalhó, donde permanecieron en la plaza central hasta esta mañana.

Al diputado Ramírez Aguilar le pusieron indumentaria de una indígena tzotzil, ya que es ese el castigo que hacen los tzotziles a los hombres, que no cumplen con su palabra.