Tras una política para reducir las tasas de obesidad en los niño de Chile, el Ministerio de Salud del país sureño ha creado una norma que prohibirá la circulación de productos con “contenidos críticos” y de aquellos que hagan uso de un juguete para “enganchar” a los infantes y llevarlos al consumo.
Este es el caso de ‘Kinder Sorpresa’, el cual es un chocolate en forma de huevo y en el interior había un juguete armable. De igual manera, sucederá con ‘La cajita feliz’ del restaurante de comida rápida McDonald’s, que también atrae la atención de los niños con los distintos juguetes que hay dentro de la caja.
El responsable de esta reforma en pro de la salud de la población infantil es Tito Pizarro, jefe del Departamento de Políticas Públicas del Ministerio de Salud de Chile. En una entrevista para un medio chileno Pizarro dijo que “el ‘Kinder Sorpresa’ tiene un gancho y no podrá ser vendido en nuestro país”. Asimismo, declaró que las golosinas deberán especificar sus componentes y no podrán incluir “ganchos promocionales” si se trata de productos con altos contenidos calóricos.
La norma empezará a regir desde el próximo 27 de junio del presente año y se espera que con esta medida, Chile deje ser considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el país sudamericano con mayor proporción de personas obesas.