La devastadora guerra en Siria terminó con la vida de más de 280.000 personas, informó este jueves una organización no gubernamental con corresponsales en ese país, que aumentó así el saldo del sangriento conflicto.
Tras cinco años de combates, el saldo de 282.283 personas incluye 81.436 civiles, entre los cuales 14.040 eran niños y 9.106 mujeres, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).
El OSDH calcula que el mayor número de víctimas mortales está en las filas del régimen de Bashar al Assad, con 101.662 muertos, de los cuales 56.609 eran soldados.
Entre los grupos rebeldes que no son yihadistas, los muertos ascienden a 48.568, mientras que los islamistas perdieron 47.095 combatientes, incluidos los que no son sirios. Otros 3.522 muertos no han podido ser identificados.

Los combates entre el régimen de Al Assad y los grupos rebeldes prosigueron pese a la tregua

Reuters
El Observatorio está basado en Gran Bretaña y tiene una red de informantes en todo el país desde que las primeras protestas en marzo de 2011, en sintonía con los levantamientos de la llamada Primavera Árabe, derivaron en enfrentamientos con el régimen y luego en un conflicto civil abierto.
“Hay informes creíbles de que en la región de Muadamiya los niños empiezan a padecer desnutrición severa”

Este saldo ha sido comunicado en plena tregua entre el régimen y los rebeldes no yihadistas, en vigor desde el 27 de febrero. El saldo de muertes ha bajado radicalmente desde esa fecha, aunque los combates no han dejado de producirse en varias partes del país, ante la falta de avance en las negociaciones de paz.
El saldo previo era de 271.138 muertos y fue publicado por el OSDH el 23 de febrero.
Crisis humanitaria

Por su parte, el enviado de la ONU en el país, Staffan de Mistura, dijo el jueves en el Consejo de Seguridad del organismo que no tiene previsto convocar a una nueva ronda de conversaciones de paz en las próximas dos o tres semanas, según aseguraron diplomáticos.
A su vez, el enviado manifestó que “muchos” civiles podrían morir de hambre en Siria si no llega rápidamente ayuda humanitaria a varias localidades del país.
“Hay muchos civiles que actualmente

corren el riesgo de morir de hambre y todos son civiles sirios”

“Hay muchos civiles que actualmente corren el riesgo de morir de hambre y todos son civiles sirios”, declaró De Mistura a los periodistas tras una reunión del grupo de trabajo creado para mejorar el acceso humanitario en Siria.
Citó en particular las localidades de Daraya y Muadamiya (cerca de Damasco y asediadas por las fuerzas del gobierno) y las de Kefraya y Fua (asediadas por las fuerzas de la oposición).
“Hay informes creíbles de que en la región de Muadamiya los niños empiezan a padecer desnutrición severa”, agregó.