Ciudad de México. Luego de más de cuatro horas de bloqueo de los integrantes de la CNTE procedentes de Guerrero, Michoacán y estado de México, se reabrirá la carretera federal y la autopista México-Toluca en ambos sentidos, toda vez que de acuerdo con los docentes sus unidades avanzaban sin ningún incidente hasta que la policía capitalina los interceptó a la altura de la caseta que se localiza en el Desierto de los Leones.

Cientos de maestros vieron impedido su desplazamiento hacia el centro de la Ciudad de México al ser contenidos por integrantes del cuerpo de granaderos en esa zona.

La policía capitalina y los docentes llegaron a un acuerdo para permitir el paso de sus vehículos y con ello reabrir la circulación en ambos sentidos de estas carreteras.

La Policía Federal sólo mantuvo presencia con algunas unidades en la zona aunque ello no pudo aligerar el tráfico vehicular.

En el sentido que va de México a Toluca las filas de vehículos se extendían más de 5 kilómetros, mientras que de Toluca hacia la Ciudad de México el caos fue mayor ya que los vehículos formaron filas de hasta 15 kilómetros.

En tanto, profesores disidentes han comenzado a concentrarse en las inmediaciones del Hemiciclo a Juárez, de donde tienen previsto realizar una marcha hacia la Secretaría de Gobernación.

Redacción jornada.unam.mx

Advertisements

¿Qué te parece?